Ya sea que esté haciendo compras entre personas desconocidas, visitando a la familia y amigos o celebrando en el trabajo, diciembre es el mes indicado para que los demás comprendan lo que Ud. puede regalar!
¿Qué regalará? 

Con cada apretón de manos, cada abrazo, cada conversación, cada trato con un desconocido, usted transmite y brinda algo. ¿Qué es? Cuando la gente se relaciona con usted, ¿qué le gustaría que se lleven? Hay algo que Ud. puede “regalar”, y es más importante que cualquier “paquete”. Y es AFECTO!

No crea que es “una pavada”. Ser alegre y afectuoso es fisiológica y psicológicamente bueno. La alegría es una expresión que se irradia desde lo más profundo del ser. Le hace bien a su vida contagiar afecto. Cada vez que decora un lugar para Navidad, transmite verdadera alegría a una persona y deja que la luz y el amor inunden su hogar y su corazón, imprime una cuota significativa de dicha a su presente y su futuro. 

A medida que manifiesta su afecto, crea huellas biológicas de expectativas, preferencias y opiniones positivas sobre las personas y el mundo que lo o la rodea. ¡Qué regalo para usted y las personas que quiere!

Cuanto más se muestra Ud. afectuoso, más motivado o motivada está para continuar. Si se practica con un nivel máximo de ingenio, el contagiar afecto se convierte en una forma de vida que agrega profundidad, realización y significado a quiénes somos. No es difícil de hacer. Se hace así:

Percibir
Hace poco, mientras desayunaba, observé que cerca de mí estaba sentado un hombre con su hija, quien tenía unos cuatro años. Como muchos niños, le formulaba múltiples preguntas al tiempo que intentaba comer su helado. El padre respondía a cada pregunta atenta y lógicamente, dando lugar a una verdadera conversación entre ellos.

Mientras observaba y asimilaba sus interacciones, de pronto sentí que me embargaba un gran sentido de alegría y orgullo inesperado. Estaba viendo cómo se sembraban semillas de afecto y sus componentes necesarios de responsabilidad y razón para que crecieran en el futuro.  Sentí alegría por ambos y el porvenir de su familia.

Cuando se iban, saludé al padre y le dije lo bien que me había hecho sentir ver a un padre tan inteligente y afectuoso. Pareció valorar de verdad mi comentario, hizo una pausa y dijo: “Espero que usted sea una madre así también”. … Como yo hago lo máximo posible para mostrar mis afectos, me puse contenta también.

Recuerde cuando Ud. era niño/a
A medida que asumimos más responsabilidades de adultos, los afectos no vienen a nosotros en forma automática, como sucede con los niños. La infancia es, naturalmente, una etapa para andar y asombrarse. Los ojos de los niños brillan de interés; su sonrisa, que derriten el corazón, está libre de ataduras… y perciben su alrededor. Los niños no se preocupan por el mañana; exploran con entusiasmo las personas y las cosas de su presente. 

Estas fiestas contagie la alegría de un niño. ¡Sonría! Una sonrisa de felicidad transmite alegría con tanta certeza como un estornudo transmite un resfrío. Arriésguese a ser divertido o divertida, incluso cursi. Sea más inocente, muestre más interés y menos escepticismo; brinde el beneficio de la duda; dígales “te amo”, en voz alta y… a menudo, a las personas que quiere. Perciba y repare en los momentos y los recuerdos felices, y compártalos.

Diciembre es el mes de la alegría. Lo invito a utilizar intencionalmente estos 31 días para inculcar ese espíritu a su vida diaria. A medida que lleva a cabo sus tareas, perciba con alegría las delicias que se le presentan y los éxitos que puede celebrar. Un puñado de 5 segundos de sonrisas, 30 segundos de palmadas en la espalda que recibe o da a otras personas, un minuto aquí y allá para detenerse en las cosas simples o maravillosas que lo o la rodean… o simplemente reírse. En total, podrían sumar de solo 5 a 15 minutos, pero pueden ser los minutos más valiosos de su día. 

Recuerde que debemos lograr objetivos para vivir y… debemos disfrutar para hacer que la vida y el logro de objetivos valgan la pena. 

Les deseo un diciembre que contagie afecto y mucho más.

Felices Fiestas!

Descargate gratis un libro de la Lic. Cristina Mejías
Más de 300 páginas de consejos y ejercicios para que cuentes con los mejores recursos para proyectar tu carrera laboral a partir de ahora mismo.

¿Te vas sin conocer el BENEFICIO que tenemos para vos?
¿Te gustaría recibir un 10% de descuento en nuestro Programa Coaching One?
Es muy fácil, solo tenés que subscribirte gratuitamente a nuestro Blog desde este formulario:
Después de completar el formulario, llamá al (011) 4807-0705, para coordinar turno para Coaching One... y avisar que por tu calidad de Suscriptor a nuestro Blog, tenés ya acreditado un 10% de descuento!!!
No te vamos a enviar newsletters ni mails promocionales. Solo avisarte cuando publiquemos un nuevo artículo en nuestro Blog. Y si te resultaron de interés nuestros contenidos sobre Coaching de Carrera, imaginamos que ese material gratuito, asi como nuestro Canal en You Tube, también serán de tu interes.