Trabajar en forma remota tiene sus beneficios, pero también es fácil de ser olvidado/a.  Si bien el teletrabajo se convirtió en una práctica aceptada por empresas de todos los tamaños, lograr un ascenso cuando se trabaja desde casa puede, a veces, ser más difícil de concretar. Después de todo, los trabajadores deben autopromocionarse si desean avanzan cuando no están en la oficina diariamente.

Algunos años atrás, estudios demostraron que los teletrabajadores tenían muchas menos posibilidades de obtener un ascenso que los trabajadores que asistían a la oficina todos los días. Aunque eso suceda en algunas empresas incluso hoy en día, no tiene que ser su resultado, siempre y cuando trabaje extra.

Hay un atributo que es muy importante para mantener una relación laboral a distancia con éxito y es ser proactivo/a. Es importante estar “delante” de todos cuando se trabaja en forma remota.

Saque provecho de la tecnología

Gracias a los avances tecnológicos, las personas pueden estar en rincones lejanos del mundo y aún así trabajar juntas. No obstante, esa misma tecnología también puede ser perjudicial, ya que reduce la necesidad de comunicarse personalmente. Cuando se trabaja en forma remota, es fácil esconderse detrás de la tecnología para evitar las conversaciones en persona, pero eso no le conseguirá un ascenso. El uso de la tecnología para construir y mantener vínculos sí lo hará. Una de las mejores maneras de evitar que lo o la olviden y de que su jefe lo o la tenga en cuenta es usar la tecnología para mantenerse en contacto. El correo electrónico puede ser el método de comunicación preferido en su empresa, pero también debería intentar comunicarse en persona a través del teléfono o una video conferencia. Levante el teléfono cada tanto para discutir un proyecto en vez de confiar en una larga cadena de correos. Si sus colegas están reunidos en la oficina, pida que lo o la comuniquen con ellos para poder participar activamente. Emplear una herramienta como Skype para una video conferencia puede tener muy buenos resultados para construir y mantener una buena relación con un jefe remoto. Si puede arreglarlo, aparecer por la oficina de vez en cuando también le servirá para hacerse una idea del ambiente y asegurarse de que su jefe no “se olvide” de usted en el momento de dar promociones o aumentos.

Los trabajadores remotos tienen que dar el 100 % de sí mismos y luego algo más

Ascender en una empresa cuando se trabaja en forma remota requiere mucho trabajo y la capacidad de realizar un esfuerzo extra. Con razón o sin ella, los trabajadores remotos están en desventaja y, por consiguiente, no pueden quedarse tranquilos porque el jefe no está cerca. Las empresas para las cuales la cultura del trabajo remoto es nueva van a ser escépticas y esperarán que afloje el rendimiento. No obstante, hacer lo contrario le otorgará reconocimiento y hará que su jefe lo o la presente de manera positiva. Evite aflojar el rendimiento. Su jefe se dará cuenta. Solo porque no trabaja en el mismo lugar que su jefe, es importante que mantenga su esfuerzo y dedicación. Los miembros de su equipo lo notarán, las personas que trabajan con usted lo notarán y su jefe, sin duda, lo notará.

Véndase todos los días

Los trabajadores remotos deben ser vendedores, cuando tratan de ascender en una empresa en la que nunca estuvieron presentes. Esto significa demostrar proactividad al comunicarse con su jefe, aun cuando su empleo no requiera que hable con el gerente de recursos humanos muy a menudo. Puede lograrse estableciendo llamadas semanales o sesiones de mensajes instantáneos en las que puede registrarse. También es importante que envíe actualizaciones semanales, incluya a su jefe en correos pertinentes y lo o la mantenga informado de lo que está haciendo. Ser proactivo o proactiva en la comunicación no solo demostrará su compromiso sino su temple como empleado/a remoto/a. En general, la actitud proactiva lleva a una relación basada en la confianza, en la que su jefe sabe que puede contar con usted y que trabaja mucho sin necesidad de control. Demuestre su compromiso y dedicación al trabajo diariamente. Esto significa no solo entregar un trabajo excelente y de calidad, sino demostrar que está conectado y disponible cuando su jefe lo necesita. Esté al corriente de cuánto le lleva responder correos y finalice sus proyectos durante los horarios de trabajo establecidos. Si responde los correos de su jefe con rapidez y trabaja con excelencia, se va a convertir en un recurso indispensable, esté donde esté.

Vale decir, hacer “home office” tiene sus ventajas, pero… a la hora de lograr ascensos… requiere esfuerzos “extra”.

A Ud. que le parece?

Que agregaría?