Pocos son los expertos que se atreven, en la realidad actual a estimar y publicar estadísticas veraces sobre las remuneraciones gerenciales.

Las brechas entre empresas Grandes y Pymes, así como las diferentes “combinaciones ” de dinero en el sobre y/o fuera del mismo, la valoración de beneficios extra remuneración, etc muestran una dispersión muy significativa.

Podríamos decir que, hoy por hoy, la empresa que necesita captar un profesional experto en X área, ofrece pagar ” lo que puede” mas allá de las tendencias de mercado.

Tomo lo publicado por diario Clarin este domingo, a modo de referencia. Allí se expresaba:

Los gerentes de nivel medio recibieron ajustes salariales menores que otras posiciones

img025

A lo largo de un año en el que la inflación superó las previsiones y el nivel de los ajustes salariales, los perfiles gerenciales fueron, relativamente, los menos beneficiados. Según una encuesta, en el período que va de junio de 2013 a igual mes de 2014, estas posiciones obtuvieron una mejora promedio del 27,8% de su sueldo base. En cambio, los jefes recibieron un aumento del 29% y los analistas, del 33%.

Los gerentes de nivel medio han perdido capacidad de ahorro. Recibieron un ajuste salarial menor que otras posiciones y tampoco se modificó el target de su bono anual. En un año en que los resultados de muchas empresas tenderán a ser iguales o peores que los de 2013 –lo que impacta en el pago del bono–, ellos no podrán compensar el menor ajuste salarial”. El dato no es menor, ya que el bono puede representar –en áreas como Negocios, Marketing o Ventas– entre 6 y 7 sueldos, mientras que en otros sectores –RR.HH. o Administración– es de entre 3 y 4 salarios.

La remuneración anual de un gerente medio está compuesta en un 70% por el sueldo fijo, un 14% de bono y un 16% de la valorización de los beneficios. En tanto que la compensación de un miembro de la alta gerencia está integrada en un 60% por el salario fijo, un 25% variable y 15% de los beneficios.

Las empresas han tratado de equilibrar este desfasaje a través de los beneficios: horario laboral flexible, home office, vacaciones adicionales, pago de posgrados, posibilidad de expatriación a destinos que remuneren mejor ese puesto, capacitación o pago de parte de la cuota del colegio de los hijos.

Hoy, las gerencias que están mejor valoradas en el mercado son Marketing, Comercial, Finanzas y también RR.HH. porque en un contexto complejo como el actual han ganado relevancia a la hora de retener personal clave, diseñar paquetes de beneficios, ajustar sueldos y desarrollar a las personas.

En este escenario, se advierte la necesidad de planificar estrategias de retención de gerentes para el mediano y largo plazo. Cuando la situación económica mejore y nuevamente crezca la demanda laboral, quienes no se sintieron cuidados van a buscar otras oportunidades de trabajo en otras empresas.

Como consecuencia de un achique de sus estructuras, las empresas están enfocadas en la búsqueda de posiciones clave y jerárquicas –como directores y gerentes– que diseñen estrategias de negocios, asuman más responsabilidades y bajen los objetivos a los puestos operativos. Se trata de profesionales con experiencia en liderazgo de equipos, de alto seniority, muy enfocados a resultados y con buena llegada en las organizaciones.

Las industrias más activas en la búsqueda de gerentes son la petrolera –que demanda ingenieros y en regiones como la patagónica paga salarios un 45% más altos que en Buenos Aires–, alta tecnología, agro y química. Los segmentos con menos demanda, en tanto, son el automotriz y el autopartista. También se buscan gerentes de Finanzas y de Control Financiero, que suelen ser requeridos en contextos de menos actividad económica.

En paralelo, un factor no menor es la carga impositiva sobre los salarios.

img024

Queda abierta la invitación a comentarios y debates.