MEDIEVAL b

Días atrás, viaje a pasar las Fiestas en otro país. Allí, organizamos una amigable reunión con ex colegas (ya casi todos retirados) los que, cada uno en su especialidad, supieron ser “exitosos”. Recuerdos, anécdotas, etc fueron los temas de la mesa.
Nostálgicamente, se me ocurrió preguntarles sí -en la medida en que recordaran- podrían darme “tips” sobre las actitudes que, en otras épocas, significaron potenciadores de la carrera laboral. O sea, aquellos “hábitos” antiguos, que -a juicio de cada uno- fueron positivos a su éxito.

He aquí alguno de los aportes:

Hacer oír su voz, al menos una vez, en cada reunión.

¿A cuántas reuniones asiste usted cada mes? Apuesto a que son demasiadas como para llevar la cuenta. Y ¿en cuántas de esas reuniones puede, con honestidad, decir que hizo algún aporte? Si permanece callado, es casi como no estar. Peor aún, si hace su aporte después de la reunión –en el pasillo, a la salida o entre sus compañeros–, de hecho está quitando autoridad al propósito de la misma.
Tal vez considere que no tiene nada para aportar, o se siente intimidado por otros miembros de la reunión, pero la única manera de superar esos amagos de modestia es empezando a hablar. El saber que va a expresar aunque sea un concepto en cada reunión lo va a hacer escuchar con más atención, si es que va a ofrecer una opinión o hacer una pregunta.
Una vez que empiece a contribuir de manera significativa a los acontecimientos y decisiones de cada día, aumentará su credibilidad. Pasará a ser alguien a quien los demás acuden… y escuchan. Esto será de particular importancia si usted pertenece a una minoría dentro del grupo. Por ejemplo, las investigaciones han demostrado que, en un ámbito predominantemente masculino, los hombres tienden a hablar más fuerte que las mujeres. Después a la larga se le atribuyen sus ideas a algún otro, en especial si ellas no se hacen escuchar con la suficiente frecuencia o no toman la palabra el tiempo necesario como para expresar o vender sus conceptos.

Obtener visibilidad y construir credibilidad con iniciativas.

Si usted tiene una posición gerencial, póngase a la altura de los acontecimientos y proponga algo nuevo. Tal vez exista algún proceso obsoleto que tiene que ser puesto a punto; o algún tema ríspido relacionado con el personal que requiere encarar una reformulación de políticas, o una medida de mejora en la calidad que habría que crear sí o sí.
Si su función es la de asesor independiente (un especialista sin personal a cargo), hágase valer y forme parte de algún proyecto que mejore algún producto o servicio. Relaciónese con colegas de otras áreas y colabore para trabajar mejor entre los distintos departamentos.
Independientemente de su cargo o función, póngase de pie y ofrézcase para liderar algún proyecto de mejora, ya sea en su propia área o en algo que esté por fuera de su perfil de tareas, como por ejemplo recomendar un nuevo sistema de pedido de insumos para oficina.

Hablar delante de un grupo, de vez en cuando.

No tiene por qué ser un grupo grande, pero hablar en frente de cualquier grupo es una de las mejores maneras de reforzar la carrera laboral. Lo pueden invitar a hablar frente a su propio grupo, para que comparta lo que aprendió en alguna conferencia a la que haya asistido. O tal vez pueda hablar en una reunión departamental para informar acerca de la actualización de algún proyecto. A lo mejor puede hacerse ver en una reunión profesional con gente que viene de afuera, presentando al orador o anunciando proyectos por venir. Cualquiera sea la ocasión que se le presente para hablar, reforzará su confianza.
Si usted es un gerente o un alto ejecutivo, las presentaciones forman parte de su trabajo. Si no está satisfecho con su propio desempeño, ¿por qué no hace algo al respecto? Es sumamente importante para su credibilidad y no tiene sentido erosionar su propia reputación. Tome la decisión de obtener feedback y trabajar con algún colega que se desempeñe con eficiencia, a fin de perfeccionar sus puntos débiles y su manera de expresarse. Es muy recomendable obtener coaching profesional para llevar su desempeño a un nivel mucho más eficiente.

Piense el nombre de cinco personas, a las que acudiría en caso de perder su empleo.

¿Le cuesta pensar en alguien? Fíjese a su alrededor… ¿cuántos de sus familiares y amistades fueron sorprendidos al perder su trabajo? Nunca se les ocurrió que les iba a pasar a ellos, pero así fue!!! Despierte!!! Cultive contactos mucho antes de necesitarlos. Empiece por pensar como si estuviese desempleado. ¿A quién conoce en su especialidad que tenga una buena reputación y esté bien conectado? Si llamara a un ex jefe, ¿le presentaría a otras personas y le daría una buena referencia? Si usted decidiera lanzar su propio negocio, ¿cuenta con contactos que lo podrían ayudar?
Póngase en movimiento y programe una reunión con algún contacto para el año que se inicia. Averigüe en qué anda, y sea proactivo al brindarle información o recomendaciones que a su vez lo favorezcan o le resulten útiles a él/ella. Los buenos “networkers” saben que hay que dar para recibir. No espere a necesitar ayuda: ofrézcala primero.

Las carreras exitosas no se construyen al obtener el empleo perfecto en la empresa perfecta. Se van construyendo a partir de los pequeños pasos, día tras día, año tras año. Al mirar atrás usted verá lo lejos que ha llegado, inclusive en solo un año.
Su carrera laboral es su responsabilidad. Cree su propia seguridad laboral comportándose como un emprendedor. Aprenda la manera de “venderle” sus habilidades a su organización, agregue más valor en el trabajo, desarrolle sus defensores internos e identifique sus motivadores personales.

Estos, entre otros, fueron las emergentes respuestas a mi pregunta.
Ud que opina? Cree que estos factores todavía tienen vigencia en la carrera laboral actual?
Agradeceré comentarios, reflexiones, etc…

Lic. Cristina Mejias.

Descargate gratis un libro de la Lic. Cristina Mejías
Más de 300 páginas de consejos y ejercicios para que cuentes con los mejores recursos para proyectar tu carrera laboral a partir de ahora mismo.

¿Te vas sin conocer el BENEFICIO que tenemos para vos?
¿Te gustaría recibir un 10% de descuento en nuestro Programa Coaching One?
Es muy fácil, solo tenés que subscribirte gratuitamente a nuestro Blog desde este formulario:
Después de completar el formulario, llamá al (011) 4807-0705, para coordinar turno para Coaching One... y avisar que por tu calidad de Suscriptor a nuestro Blog, tenés ya acreditado un 10% de descuento!!!
No te vamos a enviar newsletters ni mails promocionales. Solo avisarte cuando publiquemos un nuevo artículo en nuestro Blog. Y si te resultaron de interés nuestros contenidos sobre Coaching de Carrera, imaginamos que ese material gratuito, asi como nuestro Canal en You Tube, también serán de tu interes.