Businessman covering mouth with hands

Curioso nuestro contexto!

Hay enorme cantidad de profesionales valiosos sumergidos en una exasperante y terrible “desocupación”. Debiendo enfrentar el desconcierto de un nuevo paradigma, las des-atenciones y groserías de “consultoras” improvisadas, las frustraciones de creer, por ejemplo, que esta red de por sí, “solo por estar” les traerá propuestas, etc.

Un contexto realmente terrible!

Pero… si alguien de RRHH se atreve, (con cierta ironía y uso dialéctico del lenguaje), a mostrarles los errores que cometen… matan al mensajero!

Días atrás, encendí una fogata con un post titulado ¿MUERTE AL MENSAJERO? Que esperar de las consultoras, complementado con el video: http://youtu.be/7WfsyRNjdfs

Recibí un 90% de feroces críticas.

No les gustó mi estilo (pedante, soberbio, arrogante, etc.) Se filtraron 2 errores de ortografía y… en muchos lectores, fue lo único en que repararon!
Pero… no lo voy a negar, mi “éxito” fue el caudal de críticas y descalificaciones!

En Linkedin, mucha gente intenta colaborar reproduciendo notas y consejos sobre cómo buscar empleo. Claro que, son “políticamente correctos” y en la mayoría de los casos son materiales del extranjero! Ellos suelen obtener no más de 5 ó 6 comentarios!!

Sumando los grupos donde publiqué mi post, colecté 98 comentarios!
Curioso, verdad?

Como de toda experiencia se aprende, quiero compartir hoy, lo que aprendí de aquel evento:

– Recibí varios mails directos de gente que aprovechó para contarme que estaban en búsqueda y me pedían analizar su perfil! Positivo para mi!

– Aprendí que hay personas en Linkedin que prefieren invertir tiempo en denostar a “las consultoras” en vez de usar ese tiempo en reactivar sus propias redes de contacto.

– Constaté que el maltrato y falta de respeto que sufren quienes buscan empleo… es contagioso!

En síntesis: un buen “espejo” de la cultura actual.

No importó el contenido! El reclamo constante fue “como se atreve a hablar así de los pobres desocupados?”

Me aconsejaron “jubilarme” y hasta hubo quién me aconsejó sobre mi epitafio!
Curioso nuestro contexto!

La pregunta básica que dejo planteada es: como ayudar si no es comentando que errores cometen?

Invito a debatir el tema!